Las alfombras cubren el suelo y cuelgan de las paredes en cada rincón de la vieja medina de Marrakech. Brillan con los primeros rayos del sol. No puedes resistirte a tocar esos tejidos con tantos años de historia. Ninguna tiene una etiqueta, no tienen precio. De eso quizás hablemos después, primero es tiempo para contar historias, del desierto, de vidas nómadas y para la ceremonia del té.

Cada alfombra tejida en Marruecos tiene una historia, desde las sobrias Ben Ouarin hasta las coloridas Azilals, ambas son una forma narrativa, una forma de expresión para dar rienda suelta a los sentimientos.

La historia comienza en la era del Paleolítico, las tribus bereber comenzaron a tejer alfombras. En las montañas del Atlas tejían alfombras muy gruesas y cálidas para protegerse del frío de las montañas mientras que el sofocante calor del desierto del Sahara inspiró a las tribus para elaborar tejidos mucho más ligeros y coloridos. Las tribus semi nómadas también influenciaron el modo de tejer las alfombras, el tamaño para poder transportar los telares y las alfombras no debía ser demasiado grande y por eso, hoy es muy difícil encontrar alfombras de una tamaño mayor que 2 metros.

El diseño de cada alfombra bereber va mucho más allá de la estética o la practicidad. Cada símbolo o combinación de colores es una puerta abierta al pasado, un lenguaje casi mágico que ha sobrevivido de generación en generación. Cada alfombra, tejida y anudada por las mujeres de la tribu, necesita un año de trabajo. Un año para contar su historia a través de símbolos que evocan feminidad, espiritualidad y protección.

Las alfombras Beni Ouarin son cálidas, suaves y de un tejido muy gustoso. Son piezas únicas elaboradas con pura lana de oveja sin tintes artificiales. Pero estoy segura que no podrás evitar la tentación de enamorarte de alguna de las alfombras tejidas por la tribu de los Azilal. Son estrafalarias, bizarras y las distinguirás por sus motivos abstractos y coloristas. Cada color conseguido a partir de henna, índigo, madera o azafrán tiene un significado. Los bereber creen que el rojo les otorga protección y fortaleza, el azul esperanza, el amarillo eternidad y el verde paz.

La combinación de un simbolismo mágico y toda una red de leyendas le otorgan a las alfombras bereber su gran atractivo. Cada alfombra lleva consigo el deseo de la tejedora de protección del espíritu contra las energías negativas y del cuidado del cuerpo contra los elementos.

Cubriendo el suelo o colgando de la pared, estoy segura de que estas piezas de arte llenas de historia serán el mejor talismán para tu casa.

The stories of moroccan rugs. Carpets cover the floor and hang from the wall like tapestries in every corner of the old medina in Marrakech. They have no price tag, we will talk about that later. First it`s time for storytelling and mint tea rituals.

Every moroccan rug tells a tale, from stylish Ben Ourain to cheerful Azilals, both are a narrative a form, a means of self expresion.

The history of moroccan rugs dates back to the Paleolithic Era. The rugs were traditionally woven by the berber tribes. In the Atlas mountains heavy pile sleeping mats and warm bed coverings were woven while the stifling heat of the Sahara desert inspired light flat weave rugs. The semi nomadic tribes also influenced the size of the looms and rugs since they had to be transportable and thats why today it`s really hard to find weavings larger tan 7 feet.

The design of each berber rug goes beyond pure practical concerns. Each design and each symbol is a doorway into the past, an evocative symbol language passed down from generation to generation. Each rug, hand woven and knotted by the women in the tribe, can take up to a year to complete. A hole year to tell their story through symbols that talk about feminity, male protection and spirituality.

Beni Ouarin rugs are cozy, warm and chunky. They are one of a kind pieces made from undyed sheep wool but I am sure that rugs made by the berber tribe of azilals will catch your eyes. They are quirky, bizarre and you will distinguish them by their abstract highlights. The hints of henna, indigo, saffron and madder root dyes that make their way into the rugs motifs and fringes tell their own tale. Berbers believe that red represents strength and protection, blue wisdom, yellow eternity and green peace.

The combination of magical symbolism and a dastardly dose of history gives the berber carpets their unique appeal. Each rug carries the weavers desire to protect the spirit from negative energy and shield the body from the elements.

Laying on the floor or hanging on the walls. I am sure that these story filled art pieces will be the best talismans for your home.

// Photographies from Pinterest

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres que la magia de Marruecos viaje hasta tu buzón?

 

Apúntate a la newsletter y recibe en exclusiva las fechas de las próximas expediciones, artículos inspiradores y promociones especiales de mis productos. 

bienvenido! marhaba!